17 diciembre 2021 

2.192 días viajando…

Otro año viajando.

Otro año de nómada.

Otro año de libertad.

Llegó un nuevo 17 de diciembre, el de 2021. Hoy se cumplen 6 años del día en que empecé mi aventura. El 17 de diciembre de 2015 dejé mi estabilidad, mi zona de confort, mi apartamento en el centro de Madrid, a mi familia y amigos, mi trabajo, mis cosas… en resumen, mi vida pasada; me compré una mochila (bueno, dos), un billete de sólo ida a Australia y… volé.

Han pasado 6 años y sigo sin tener un “hogar” al que volver. Sigo muy feliz de vivir viajando.

6 años, se dice pronto…

6 años viajando, 2 de ellos en pandemia, en lo que sin duda ha sido la mejor decisión de mi vida. Es mucho más fácil permanecer que cambiar. Es mucho más fácil quedarse que marchar. Es mucho más fácil andar que volar. Pero la recompensa del cambio es tan grande, que no te explicas cómo no lo hiciste antes.

Es interesante repasar dónde he estado cada 17 de diciembre:

Pero vayamos por partes…

Los 5 años anteriores

¿Y qué has hecho durante estos 6 años?

Buena pregunta. Pues lo que he hecho los primeros 5 años ya lo he ido contando año tras año, incluyendo un prólogo que fue toda una declaración de intenciones. Aquí los podéis leer para poneros al día. 

Así que hoy me voy a centrar en resumir lo que ha sido mi sexto año de viaje.

Vamos allá…

El 6º año…

Dic 2020 – Mar 2021: Lanzarote (España)

El aniversario de mi 5º año viajando me pilló en la isla de Lanzarote, donde me fui el 11 de noviembre de 2020 para pasar el invierno en un workaway con Liz, Tinka y sus perretes, y donde me quedé 4 meses, justo hasta la primavera.

Mar 2021: Madrid (España)

Después de la larga estancia en Lanzarote (la más larga en un mismo lugar desde que empecé mi viaje) tengo necesidad de visitar a mis amigos, así que me voy a pasar 3 semanas a Madrid, para disfrutar de la llegada de la primavera.

Mar-Abr 2021: Catalunya

Pero no sólo tengo amigos en Madrid. También tengo muchos y muy buenos amigos en Catalunya, por lo que me voy con mi moto a pasar unos días por tierras catalanas. El 29 de marzo llego a Vilassar de Mar para visitar a Marta, con quien me hago un estupendo roadtrip por el Montseny.

El 9 de abril comienzo un housesitting de 9 días en un apartamento de l’Eixample de Barcelona con Saffron.

Y, tras unos breves días de nuevo en Vilassar de Mar, el 21 de abril me voy a pasar unos pocos días con mis amigos de la comunidad de Cal Cases… y con Dante.

Abr-Jun 2021: Barcelona (Catalunya)

Y mi siguiente destino es una temporada medio larga en la ciudad de Barcelona, algo que me apetecía mucho para poder disfrutar con calma de una de mis ciudades favoritas. Concretamente hago un workaway de 6 semanas en el barrio de Les Corts.

Durante el cual aprovecho para hacer varias excursiones, incluida una muy intensa por el Montserrat.

Y durante el cual también hago una escapada con Marta a Alicante para visitar a su familia.

Jun 2021: Carrara (Italia)

Y tras año y medio casi sin salir de España, llega el día en el que por fin puedo cambiar de país. Acepto encantado la invitación de mi amiga italiana Giada para ir a visitarla, y el 9 de junio viajo con mi moto en ferry de Barcelona a Italia para pasar con ella y su familia una temporada en la ciudad de Carrara.

Jun 2021: Como (Italia)

Y, aprovechando mi estancia en Italia, paso unos días en la ciudad de Como para visitar a los amigos que conocí ahí 6 años atrás y que regentan el restaurante Cascina Respaù..

Jun-Jul 2021: Roadtrip (Italia)

El 30 de junio Giada viene a recogerme a Como para iniciar un roadtrip por toda Italia, en la que es una de las mejores experiencias de este año.

Jul-Ago 2021: Laveno-Mombello (Italia)

Nuestro increíble roadtrip termina el 24 de julio, tras el cual pasamos unos días en Carrara para celebrar mi cumpleaños…

…y el día siguiente, el 27 de julio, me voy con mi moto a la zona del Lago Maggiore para hacer un housesitting de 2 semanas en Laveno-Mombello cuidando de Pin.

Giada se me une para la segunda semana del housesitting.

Aprovechamos la vuelta a Carrara para hacer un mini-mototrip pasando por Génova.

Ago-Sep 2021: Carrara (Italia)

Tras el housesitting en el norte de Italia, volvemos a Carrara donde pasamos un mes más de risas, comida rica y excursiones impresionantes.

Sep-Oct 2021: Mototrip por los Balcanes

Y así llegamos al 13 de septiembre de 2021, el día en que me despido (temporalmente) de Giada e inicio un mototrip de un mes por los países balcánicos con destino a Grecia, donde tengo programado un housesitting en la isla de Syros. Inicialmente el housesitting iba a ser a finales de septiembre y, por lo tanto, el mototrip duraría dos semanas, pero el día antes de mi partida Alice, mi host, me lo retrasa un mes, por lo que decido tomarme el viaje con mucha más clama y dedicar un tiempo a disfrutar de Grecia.

El mototrip me lleva por…

Padova (Italia)

Como etapa intermedia para salir de Italia, el 13 de septiembre paso una noche en un couchsurfing en Padova (Italia), con una breve parada para comer en Módena (Italia).

Eslovenia

El 14 de septiembre hago una entrada triunfal por la inexistente frontera eslovena, y piso el país número 22 de mi viaje.

Por culpa de las restricciones COVID sólo paso 2 noches en el país.

Croacia

El 16 de septiembre entro en Croacia y voy directamente a Zagreb.

Como me sobra tiempo hasta el housesitting de Syros (Grecia), busco algún workaway por la zona y encuentro uno en Wild Spring Ranch, un rancho de caballos donde paso 6 días de trabajo duro junto con otros voluntarios.

Bosnia

El 27 de septiembre paso a Bosnia para pasar dos días en Mostar.

Montenegro

El 29 de septiembre cruzo una nueva frontera, esta vez la de Montenegro, donde paso una única noche en un camping de Kotor Bay.

Albania

A Albania llego el 30 de septiembre donde paso una noche en Shkodër

…otra noche en el Lago Bovilla

…otra en Elbasan

…y dos noches más en Gjirokastër.

Grecia

El 5 de octubre cruzo la última frontera del mototrip y entro en Grecia. Como aún tengo mucho tiempo por delante, me busco un workaway y me voy a un refugio de perros en Thessaloniki.

Pero la experiencia resulta ser un desastre y sólo aguanto una noche. Me voy el 8 de octubre a un hostel de Thessaloniki donde me quedo atascado 3 noches por la lluvia.

Cuando por fin deja de llover, me voy a visitar el famoso Meteora.

Y el 13 de octubre cojo un ferry en Igoumenitsa con destino a la isla de Corfú para pasar unos días, dando por terminado mi mototrip por los Balcanes.

Oct 2021: Corfú (Grecia)

El 13 de octubre de 2021 llego a Corfú para pasar unos días invitado por mis maravillosos amigos Toñi y Sergi (…y Gretel), con los que ya coincidí en México y en Sint Maarten.

Oct 2021: Atenas (Grecia)

El 22 de octubre de 2021 dejo Corfú y viajo con la moto hasta Atenas, haciendo noche en un camping cerca de Patras, con la intención de pasar una noche y así poder visitar la ciudad.

Oct-Nov 2021: Syros (Grecia)

Y el 24 de octubre de 2021 llego por fin a la isla de Syros para hacer el housesitting de un mes que ha sido el motivo (la excusa) para realizar el gran mototrip por los Balcanes. Me toca cuidar de una casa con muchísimos gatos.

Nov 2021: Mototrip Grecia-Italia

El 26 de noviembre salgo de Syros (Grecia) con destino a Carrara (Italia) en un accidentado (por el frío y la lluvia) mini-mototrip internacional de 4 días que incluye 2 ferrys.

Nov-Dic 2021: Carrara (Italia)

Llego a Carrara (Italia) El 29 de noviembre para pasar una semana con Giada, despedirnos y aparcar mi moto por un tiempo. Winter is coming!

Dic 2021: El Cuyo (México)

Y el 5 de diciembre de 2021 realizo “el gran salto”. Después de 2 años sin salir de Europa, justo cuando el frío y las restricciones Covid estaban haciendo difícil seguir por aquí (a pesar de las personas maravillosas que dejo atrás), me surge la posibilidad irrechazable de ir a echar una mano en el hotel Can Cocal de El Cuyo, en Yucatán (México) con mis amigos Sandra y Fausto. Y cualquiera dice que no.

Y así llegamos al 17 de diciembre de 2021, el día en que cumplo 6 años viajando. Y no puede ser en un sitio mejor. Y lo celebro con la foto-aniversario.

¿Y ahora qué?…

La cuestión es que la idea de venir a El Cuyo ha sido bastante espontánea e inesperada. Cuando estaba viajando en moto por los Balcanes, me di cuenta de que las restricciones por Covid iban a ir a peor en Europa y la idea de viajar en moto durante el invierno no me atraía nada. Me puse a pensar en destinos cálidos y me acordé de mis amigos Sandra y Fausto, a quienes conocí en mi viaje por México tres años atrás, y del hotel que me contaron que estaban proyectando construir en El Cuyo, en Mexico, uno de los pocos países sin restricciones, y se me ocurrió la loca idea de ofrecerles mi ayuda para lo que necesitaran…

…y, sorpresa, dijeron que encantados!

Así que pocas semanas después ya estaba en un avión con destino a Cancún. Mi idea es pasar una temporada aquí, disfrutando del ritmo caribeño, sin prisas, sin prácticamente restricciones, con temperatura (y comida) tropical, playa, volley y muy buenos amigos.

¿Durante cuánto tiempo?

Pues como siempre… no tengo ni idea, pero es probable que supere mi record de duración en un mismo sitio de los últimos 6 años, que hasta ahora lo ostenta mis 4 meses en Lanzarote hace justo un año.

¿Y después?

Ya sa verá. Pensamos demasiado en los “después” y, como dicen en Rent

“No day but today”

Aprendizajes

Como dije desde mi primer post, este viaje ha sido siempre un viaje interior. Se trataba de conocer el mundo para conocerme a mí mismo y, sobre todo, para aprender.

En ese sentido, leo todos los aprendizajes que he ido plasmando en mis 5 resúmenes anuales anteriores y no cambio ni una coma. No hay dinero que pague todas las enseñanzas que el mundo, la vida y el Universo me han ido proporcionando.

Últimamente me he dado cuenta de que los ladrillos que dan forma a nuestra vida son nuestras decisiones. Durante este viaje llamado vida, constantemente estamos tomando decisiones, algunas pequeñas y otras muy grandes. A veces son decisiones pequeñas que provocan grandes cambios y a veces son grandes decisiones que realmente no cambian nada. Es como si andáramos por un camino que a cada paso que damos se bifurca en varios más y tuviéramos que escoger por cuál ir, y lo que encontraremos después dependerá del camino escogido.

Cuando eres muy joven, no eres demasiado consciente de esto. Pero la edad te da una perspectiva del camino recorrido y te permite ver dónde estás y cuáles fueron las decisiones que te han llevado exactamente a este punto de tu vida. ¿Estoy donde realmente quiero estar?

He aprendido que este mirar atrás para repasar mis decisiones nunca debe llevarme al arrepentimiento o la culpabilidad. La gran lección de la aceptación es entender que todo lo que pasó fue por un motivo y está bien así. Pero sí debe servirnos para aprender. Si no estamos donde queremos estar, si nuestras decisiones no fueron las adecuadas… aún queda mucho camino por recorrer, muchas decisiones que tomar. Busquemos un camino mejor. Nunca hay un único camino. Siempre hay más opciones.

Y el otro gran aprendizaje de este año ha sido entender por fin lo que es el capitalismo. El capitalismo es nuestra tendencia a buscar el beneficio a corto plazo, lo más grande posible, lo más rápidamente posible, por encima de todo, por encima incluso de la vida de los demás. Y lo más interesante es que creo que esa tendencia no es natural, es aprendida. La sociedad nos hace creer que la felicidad está en el éxito y el éxito se mide en dinero.

En este sentido, la serie española Los Favoritos de Midas planteaba una situación que intentaba criticar esto mismo. A una persona con mucha riqueza se le pide una cantidad de dinero periódicamente a cambio de no matar a alguien. El planteamiento me parece interesante, pero creo que se queda corto, porque a mí no me interesa lo que haría un rico por no perder su riqueza. Me interesa lo que haríamos cualquiera de nosotros por tenerla. Para mí es mucho más interesante el experimento de ofrecer a alguien 1 millón de euros a cambio de que muera una persona. No tiene que matarla, no necesita saber quién es o cómo morirá, y nadie sabrá que tuvo algo que ver con esa muerte. Sólo él/ella sabrá que si acepta el dinero, una persona, en algún lugar del mundo, morirá.

Es muy fácil pensar rápidamente…

“¡¡No, jamás aceptaría algo así!!”

…¿De verdad? ¿Seguro?

Porque eso es exactamente el capitalismo. Rápido beneficio económico a un alto precio, pero que no pago yo. No pasa nada si dejo sin agua a una población, no pasa nada si provoco una guerra o la pobreza en una región del mundo, no pasa nada si vendo medicamentos que crean adicción o son directamente malos para la salud, no pasa nada si alguien se arruina para yo poder enriquecerme…

Y lo curioso es que, a pesar de que llevamos años sabiendo esto, nos empeñamos en ignorarlo. Seguimos creyendo todo lo que nos cuentan, seguimos aceptando todo lo que nos hacen, seguimos comprando todo lo que nos venden, porque estamos muy bien programados.

El sistema es muy fuerte.

Y, como siempre digo, el sistema no es un señor malvado detrás de una mesa de roble en un gran despacho acariciando un gato…

…El sistema somos todos. Todos estamos participando y alimentando este sistema.

Y lo más divertido del capitalismo es que después de conseguir el éxito, después de conseguir el gran beneficio económico, después de conseguir la riqueza, las posesiones y el poder…

…descubrimos que no nos hace feliz. Más bien lo contrario.

Si alguien ahora me ofreciera 1 millón de euros, aunque fuera a cambio de nada, sería una enorme tentación, por lo que pido al Universo que eso no ocurra, porque estoy seguro que sería mucho menos feliz, porque perdería una de las cosas que más me motivan: El “buscarme la vida”.

No deja de ser gracioso que la edad me esté haciendo aniticapitalista, cuando suele ser más bien al contrario.

Y si pienso… “es que tengo un trabajo de mierda y con 1 millón de euros podría hacer algo que me gustara“. Entonces quizá es que las decisiones que me han llevado al trabajo de mierda no fueron las adecuadas. Igual lo que debo hacer es mejorar mis decisiones en vez de seguir echando la primitiva.

Pero, si miro hacia atrás, si miro las decisiones de mis últimos años, la palabra que me sale del pecho es GRACIAS, gracias Universo por haberme guiado tan bien en este viaje…

…gracias por poder vivir viajando.

2 Comments

  1. David

    Muy bien. Si eres feliz, adelante. 👍

    Reply
  2. Jade

    Maybe the decisions that lead us to do a job we don’t like aren’t all that wrong!
    If I don’t like something I want to change it.
    So, it seems to me, it happened to you.
    So you should also thank your old shit job, your courage and your inner strength that led you to “Living Traveling”!

    Good continuation Soul Walker, Seeker of Life 🙏

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Invítame...

Si te gusta lo que hago, invítame a un Ko-fi... 😉

Suscríbete...

Por Fechas…

Por Temas…

Dto. 5% Seguro IATI

Dto. 25% TrustedHousesitters

SpanishEnglishItalianFrenchPortugueseGermanDutchNepaliRussianChinese (Simplified)