Catalunya (Barcelona) – 6 semanas en Les Corts

by | 9 Jun 2021 | 0 comments

25 abril – 9 junio 2021

 

2.001 días viajando…
38 días en Barcelona…
2 días en Vilassar de Mar…
4 días en Alicante…
1 día en el Delta del Ebro…

El 25 de abril de 2021 finalizó mi breve visita (la quinta) a la comunidad de Cal Cases y me dirigí a mi nuevo destino: un workaway en el barrio de Les Corts, en Barcelona (Catalunya).

Workaway, como ya he explicado muchas veces, es una plataforma que permite el intercambio de trabajo (de los helpers) por alojamiento y comida (de los hosts), sin que haya dinero de por medio en ninguna dirección.

Como aún estaba esperando una respuesta del casting de Billy Elliot, me apetecía pasar unos días en Barcelona y encontré este apartamento en el que vive Jacqueline, una encantadora mujer belga jubilada, que ofrecía una habitación y comida a quien le echara una mano en temas tecnológicos.

Para Jacqueline, en principio, era una necesidad puntual de resolver algunos temas de su red ethernet y ofrecía alojamiento sólo por una semana. Pero nuestro entendimiento fue tan bueno desde el principio y le pude ayudar en tantas cosas, que al final me permitió quedarme mes y medio.

La casa y el trabajo

La casa es un precioso y amplísimo apartamento con terraza, al lado del estadio del Camp Nou. Mi habitación es de los mejores alojamientos que he tenido con workaway. Es amplia, luminosa, con terraza (perfecta para mi yoga matutino) y con baño incluido. ¿Qué más se puede pedir?

Jacqueline me pide ayuda para terminar de configurar la red ethernet que tiene instalada en la casa (no quiere WiFi), las SmartTV’s que hay en cada habitación, los routers, etc. También le hago algunos arreglos eléctricos, le soluciono problemas con su portátil y le ayudo con la maquetación de un documento que ha traducido al francés. En general me pide muy poco para todo lo que recibo a cambio.

Es una apasionada de la permacultura y ha montado un huerto urbano en su terraza, donde también le echo una mano. Aquí puede verse su evolución…

27 abril 2021

24 mayo 2021

28 abril 2021

8 junio 2021

Poco antes de mi llegada, Jacqueline plantó montones de semillas de tomate orgánico que había conseguido, sin contar con que germinarían todas. Cuando llego, su casa es una jungla con docenas de tomateras. Muchas las planta en la terraza, algunas las regalamos a vecinos y amigos (a Marta le doy 5) y la mayoría las llevamos a un huerto urbano comunitario cerca de su casa, donde tiene asignada un mesa de cultivo. Allí plantamos algunas y el resto las regalamos a los que tienen otras mesas.

Foto de Jacqueline

Otra de las cosas que hago a menudo en casa de jacqueline es cocinar para ella. La verdad es que agradece no tener que cocinar y parece que le encantan mis platos vegetarianos, como esta especie de “paella” de verdura o “arroz con cosas”…

O mis tortillas de cosas con ensalada…

Le entusiasman tanto mis tortillas, que ha comprado una sartén antiadherente para que salgan mejor y me pide que le haga una de patatas y otra de verduras para sus amigos.

Y eso sin contar mis desayunos, claro…

Paseos, quedadas, excursiones, viajes…

Este mes y medio ha dado para mucho. Ha sido la oportunidad perfecta para visitar amigos, hacer excursiones solo y acompañado y hasta para hacer viajes. Barcelona es el lugar de mi adolescencia y todo son recuerdos. Es más fácil contarlo cronológicamente. Veamos…

25 abril – Pedralbes

Nada más llegar, lo primero que hago, después de instalarme, claro, es darme un paseo por el Barrio de Pedralbes, que es parte del distrito de Les Corts y está a lado de casa.

Y voy especialmente para visitar el lugar donde cursé el primer año de Ingeniero de Telecomunicación en 1987/88 (al año siguiente mi familia se trasladó a Madrid). La Escuela de Teleco por aquel entonces eran unos módulos prefabricados situados en un terreno que era parte del Parc de la Torre Girona. Esto es lo que queda de la escuela:

Desde aquí puede verse la famosa Torre Girona.

Y un poco más allá se encuentra el edificio Mare Nostrum de la UPC.

27 abril – Parque de la España Industrial

Me hago el camino de vuelta de la Universidad a la que era mi casa, pasando por uno de mis lugares preferidos de entonces, el Parc de l’Espanya Industrial, con su famoso dragón.

29 abril – Port Olímic

He ido al Port Olímpic de Barcelona para hacer una visita a Sergi. He conocido a Sergi a través de Workaway. Tiene allí un perfil buscando ayuda para reformar el barco que se compró hace un año, el Ría de Ferrol.

Su proyecto se llama Mar a la Vista y la idea es poder usar el barco para hacer rutas a los turistas. Lamentablemente ya tiene una helper y, tal y como está el barco ahora, no hay espacio para dos. Pero ha sido estupendo conocer el proyecto.

Teatro Apolo

Esa misma noche mi maravillosa amiga Elena, que sabe que me gustan los musicales, me invita a ver ¿Quién mató a Sherlock Holmes? El musical en el Teatre Apolo.

Debo confesar que ni a Elena ni a mí nos gustó nada de nada. La historia es ñoña e insulsa, los números musicales detienen por completo la historia y la puesta en escena es cabaretera (bailes, luces, y movimiento escénico efectista buscando el aplauso fácil) cosa que me horroriza en general, pero mucho más en los musicales. Me dio una pena inmensa ver un reparto tan bueno haciendo un trabajo tan malo.

30 abril – Port de Badalona

Al día siguiete voy al Port de Badalona con mis clientes (y sin embargo amigos) del proyecto de Naveguem. Les he hecho la página web para ofrecer su famoso Curso de Tecnificación de Vela, con el que realmente se aprende a llevar y entender un velero. Están tan contentos con el resultado que me han invitado a comer con ellos.

2 mayo – Font de Ferro

Paso el fin de semana en Vilassar de Mar con Marta y aprovechamos para hacer una excursión por el Parc de la Serralada Litoral, en El Marseme. Concretamente vamos desde Argentona a la Font de Ferro.

5 mayo – Font de la Guatlla

También aprovecho estos días en Barcelona para visitar el que fuera el barrio de mi niñez (con 10 años) y después el de mi primera adultez (con 18 años), La Font de la Guatlla.

Se trata de un barrio minúsculo, en las faltdas de la montaña de Montjuïc, con unos rincones que parecen más de un pueblecito, que de Barcelona.

6 mayo – Monólogos en La Rubia

Romina Cocca, la que fue mi coach actoral y me ayudó a preparar el casting de Billy Elliot, es también monologuista y me invitó a verla a ella y a Andrés Fajngold a un espectáculo de monólogos en La Rubia.

Fue una noche de muchas risas y un gusto poder estar en un local tomando una birrilla y pasándolo bien. Se echan de menos estos momentos.

9 mayo – Puig Madrona (Collserola)

Lo bueno de estar en Les Corts es que estoy a dos pasos de la Sierra de Collserola, el parque metropolitano más grande de mundo. Es un lujo que una ciudad como Barcelona, cuente con una montaña así tan cerca. Y está tan cerca, que muchas veces no necesito coger la moto para hacerme una excursión. Voy directamente desde “mi casa”.

Pero en esta ocasión sí la cojo, porque quiero visitar el Puig Madrona, que está al otro lado de la sierra.

Aparco en la Pl. Joan Gassó y tomo el sendero hacia el pico.

El camino pasa por la Ermita de la Salut.

Me encanta que pinten los troncos como si fueran un Tió de Nadal.

Y aquí está, la Ermita de la Salut.

El último trozo hasta el pico, es una subida muy fuerte.

Pero ahí está: El Puig Madrona, con su torre de vigilancia anti-incendios.

¡Conseguido!

La bajada es más fácil… y bucólica.

Y en nada estoy donde Gaby.

Sabadell

Aprovecho el resto del día para darme una vuelta por Sabadell, la ciudad en la que pasé toda mi adolescencia, de los 10 a los 17 años. Concretamente en estos bloques de pisos del Barri de Concòrdia.

Uno de los sitios que más me llaman la atención es el Frankfurt Snoopy, que sigue exactamente igual, después de tantísimo tiempo.

Aunque ahora está regentado por chinos, claro. Es una cosa que veo por todas partes. Familias chinas que compran un negocio y lo mantienen casi exactamente igual. Algunos de los locales más castizos de Madrid están ahora regentados por chinos.

13 mayo – Playa de Badalona

Poco después, mi amiga Isabel, de Barberà del Vallés, me invita a un día de playa en Badalona y me enseña la famosa Estatua del Anís del Mono, que está en el lugar donde se fabricaba esta bebida.

Foto de Isabel

El Born

Uno de mis lugares preferidos en Barcelona es el Barri de El Born, con mucho más encanto y muchos menos turistas que El Gòtic. Me flipan sus callejuelas peatonales, con mucho sabor a barrio.

Pero lo mejor que tiene El Born es…  el Bornet, mi cafetería preferida, regentada por mi amiga Carmen, donde voy con frecuencia a trabajar con el portátil o a tomarme algo. Y no falto ningún sábado para el vermú.

24 mayo – Montserrat

Quienes me conocen saben que no puedo pasar una temporada en Catalunya sin hacer, por lo menos, una excursión al macizo del Montserrat.

En esta ocasión decido probar a subir desde el sur, desde El Bruc, concretamente desde el Restaurant Vinyanova, donde, a las 09:42, dejo aparcada a Gaby.

09:55 – El objetivo principal es el pico del Montgròs (1.133m), con sus impresionantes vistas. Para subir, voy a intentar seguir el Camí dels Francesos.

10:05 – La “entrada oficial” al Parque Natural.

10:15 – Ya en pleno meollo de la montaña.

10:38 – Después de una subida fuerte, larguísima y sin parar, llego al primer puerto, el Coll de l’Ajaguda.

Éste es exactamente el Coll.

10:46 – Voy siguiendo el camino que lleva desde el Camí dels Francesos al Torrent del Migdia. El pico que se ve a la izquierda es el Pico de la Cajoleta

10:48 – Y muy poco después llego al cruce con el Torrent del Migdia, que cojo hacia la derecha para encontrar el Canal de la Salamandra.

10:53 – Y aquí estoy en el Torrent del Migdia con todo su esplendor.

11:02 – El Torrent del Migdia pasa al lado del Montgròs, pero para llegar, debo pasarlo de largo hacia el norte, hasta el Canal de la Salamandra y luego ya volver hacia el sur, hacia la cima.

11:11 – Antes de llegar al cruce con el Canal de la Salamadra, me encuentro una especie de sendero abrupto que parece un atajo no marcado en el mapa hacia la Font de la Cadereta, en el mismo canal. Es abrupto, pero parece que me ahorro un buen trozo.

11:15 – Y cuando empiezo a pensar que me he equivocado, porque la cosa se pone complicada y no estoy llegando a ningún sitio, aparezco súbitamete en un punto del Canal de la Salamadra, un poco más al sur de la Font de la Caldereta.

Y muy poco después llego al desfiladero que da nombre al camino. Es, efectivamente, un canal.

11:34 – Y después de una subida de la leche, llego al Coll del Montgròs y desde ahí llego al Pico del Montgròs en dos pasos, haciendo cima a 1.133m.

11:57 – Después de las fotos de rigor, me zampo la megaensalada que me he traído. Todo sabe mejor en la montaña.

12:12 – Después de comer doy un paseo por la cima y me encuentro esta placa.

Me da tanta curiosidad que busco en Google a Damien Vigouroux y resulta que, efectivamente, es un francés vecino de Martorell que en 2014 salió de excursión en solitario, como yo, hizo cima en el Montgròs, como yo, y lo último que se sabe es que le dijo a su ex-pareja por mensaje que volvía a su coche en el Parking de Can Maçana, al oeste del Montserrat. Pero nunca llegó a su coche y nunca apareció su cuerpo. Impresiona, ¿verdad?

Después de esto, estuve leyendo sobre más casos de desapariciones en el Montserrat y es muy ilustrativo de que esta montaña no es tan fácil como parece. Basta un pequeño error o no ir bien preparado para tener un accidente o perderse.

Me vuelvo a poner en marcha. Regreso por donde he venido, paso (esta vez sí) por la Font de la Caldereta, desemboco en el Torrent del Migdia y, muy poco después, llego al cruce con el camino que lleva al Camell de Sant Jeroni, una formación rocosa con forma de camello a la que llego a las 13:13.

13:21 – Llego al cruce con el Camí dels Francesos, que conecta El Bruc con Sant Geroni. No sé muy bien qué hacer, si tirar para la derecha y volver al Bruc o tirar para la izquierda y subir a Sant Geroni, el punto más alto (1.236m). Llevo 3,5 horas de excursión y estoy cansadete, pero es aún temprano y la tentación de hacerme los dos picos en una sola excursión es muuuuuy grande.

Y como no tengo remedio y la cabra tira al monte, voy para arriba claro.

13:38 – El sendero desemboca en un camino pavimentado de piedra, que conecta Sant Jeroni con la Ermita de Sant Jeroni.

13:41 – Antes de llegar a Sant Jeroni hay un pequeño mirador. Cuando llego, una encantadora familia me ofrece primero empanada (que rechazo amablemente por ser vegetariano) y luego tortilla (a la que no me puedo resistir, claro). Las vistas desde el mirador son espectaculares. Se ve perfectamente el pico del Montgròs, donde he estado, y el Camell de Sant Jeroni, que he rodeado.

13:49 – Y aquí la épica llegada a la cima del Montserral: Sant Jeroni (1.236m). Efectivamente he tardado sólo media hora desde el cruce.

Le pido a un voluntario que me haga la foto oficial para mi álbum Hands-Up.

Foto de un espontáneo

Y ya puestos, que no falte un selfie. 

Cuando acabo la sesión de fotos y consigo dejar de flipar con las vistas, emprendo el camino de vuelta. Bajo por el mismo camino que he subido, hasta que, a las 14:23, llego al cruce del Camell de Sant Jeroni. Desde ahí bajo un poco más hacia el sur por el Camí dels Francesos hasta el siguiente cruce con otro camino que no es Camí dels Francesos, y que me apetece explorar.

15:24 – Una hora más tarde aún sigo bajando, y la bajada resulta un poco matadora, la verdad.

15:29 – 5 minutos después, llego a una zona donde se concentra todo el viento del cañón, pero ya se ve el parking de Vinyanova.

15:41 – Y poco después entro en un camino ancho, mucho más fácil de seguir, que me indica que ya estoy llegando a la civilización. A las 15:50 llego por fin al Parking del Restaurant Vinyanova.

15:57 – Doy por terminada la excursión como Dios manda, en el bar del Restaurant Vinyanova.

Han sido 6 horas de excursion y, según Wikiloc, casi 12 kms. He subido la ruta a mi perfil de Wikiloc por si alguien quiere seguirla.

26 mayo – Sant Pere Martir (Collserola)

Sólo 2 días después, una vez recuperado de las agujetas, me hago una nueva excursión a Collserola. Mi idea es llegar a una antena que se veía desde la Escuela de Teleco, cuando estudié aquí el primer curso, y a la que nunca llegué a subir. Nunca es tarde.

Salgo a pie de “mi casa” poco después de las 15h y voy un poco por intuición, sin mirar el mapa…

15:43 – …y así es cómo me encuentro, bastante por casualidad, con el Monasterio de Pedralbes

16:09 – Subo por la Av. Pearson, donde me encuentro casas tan anglosajonas como ésta.

16:38 – Pero una de las cosas más impresionantes y bonitas que me encuentro es este pino mostrando sus raíces.

16:41 – Unos metros más allá, llego al punto donde la Calle Font de Lleó se convierte en camino.

16:48 – Poco después llego hasta una especie de mirador.

17:00 – Y ahí está mi objetivo.

17:08 – Llego a un punto con unas estupendas vistas de Barcelona. Por cierto, que la montaña a la que voy no se llama Montaña Pelada, como digo por error en el vídeo, sino Sant Pere Màrtir.

17:19 – Y llego al pico de Sant Pere Màrtir, donde me encuentro no sólo la antena, sino también una torre de vigilancia contra incendios.

El pico se llama de Sant Pere Màrtir haciendo referencia a la antigua Ermita del mismo nombre que hubo aquí, y de la que sólo quedan unas pocas piedras.

17:28 – Para bajar escojo el Passeig de les Aigües, que baja directamente a Les Corts.

Pero antes me hago la foto oficial para mi álbum Hands-Up. Es impresionante lo cerca que está esto de Barcelona.

18:03 – Llego al Dipòsit d’aigües de Finestrelles, donde hay un mirador que es lugar de reunión habitual de los jóvenes de la zona.

Y desde aquí entro por el Barri de la Mercè, un barrio perteneciente a Pedralbes y, como tal, no precisamente humilde, con sus casas que parecen un oásis árabe.

18:33 – Y así es como se ve la montaña desde la Diagonal.

28 mayo/1 junio – Alicante

El último fin de semana de mayo me lo reservo para hacer una escapada con Marta. Al final decidimos pasarlo en Alicante, en la casa de que tiene su familia en la Playa de San Juan.

Foto de Marta

La Playa de San Juan no está demasiado terriblemente urbanizada para los estándares de las playas del Levante, con algunas horripilantes excepciones como…

En cambio, el paseo marítimo (Av. de Niza) es bastante agradable.

Y muy a destacar también el Cap de l’Horta, el mejor sitio para bañarse si se quiere huir un poco del bullicio de la playa.

Y desde donde se ven los mejores atardeceres.

Foto de Marta

A la vuelta de Alicante a Barcelona, decidimos hacer una parada para visitar el Delta del Ebro, donde nunca había estado.

Y decidimos también hacer noche allí mismo, concretamente en la Bassa de les Olles.

2 junio – Sitges

Una de las cosas que tenía pendiente era conocer la famosa ciudad de Sitges, y mi amiga Isabel se había ofrecido a hacerme de guía, así que, por fin, conozco Sitges.

Foto de Isabel

Y aprovechamos que es día gratis para visitar el Museu del Cau Ferrat.

6 junio – Turó d’en Corts (Collserola)

Y mi última excursión de esta etapa en Barcelona es, de nuevo, a la Sierra de Collserola. Esta vez me voy andando bastante más hacia el oeste, cruzando el barrio de Sarrià, hasta entrar al parque por esta entrada.

Y, poco después, ya estoy metido en el bosque.

Me pongo en modo cabra y cojo un atajo hacia el Turó d’en Corts.

Justo antes de llegar al turó, se pasa por Santa Maria de Collserola.

Y un poquito más allá, aquí está, el Turó d’en Corts, una zona de picnic con unas estupendas vistas de Barcelona.

Para volver, vuelvo a ir hacia Sant Pere Màrtir y vuelvo por el mismo camino que la otra vez. Hago una parada en una especie de mirador que hay antes de llegar, desde donde se ve todo.

Conclusiones

Desde hacía tiempo estaba deseando pasar una temporada (un poco más larga que unos pocos días) en la ciudad de Barcelona. Y por fin se ha cumplido. El workaway con Jacqueline iba a ser sólo de una semana, pero al final he estado 6. Mi total agradecimiento a ella por acogerme por tanto tiempo, cuidándome tanto y pidiéndome tan poco a cambio.

Mi corazón estará siempre partido entre Madrid y Barcelona.

27 años en Madrid, toda mi vida adulta, han dejado una huella imborrable y demasiadas raíces, demasiadas personas que nunca desaparecerán.

Pero 9 años en Catalunya (2 en Barcelona y 7 en Sabadell), toda mi adolescencia, es algo que me ha dejado marcado de por vida. Siento una conexión muy especial con la cultura catalana, su tierra y su gente. Y también tengo muchísima gente aquí que nunca podré olvidar.

Barcelona será siempre un puerto al que la vida me traerá una y otra vez.

Así que estas 6 semanas han sido una estupenda ocasión para hacer excursiones, quedar con amigos y pasar unos días más con Marta antes de mi marcha. Finalmente nos despedimos con un día de playa en la Cala Morisca.

Nos despedimos porque, efectivamente, me voy. Estos son mis…

Planes

De las tres opciones de futuro inmediato que comenté en el post anterior:

1) Irme a un país lejano. Sigue siendo complicado/arriesgado tal y como están las cosas, así que por ahora nada.

2) Que me cojan para el reparto de Billy Elliot y comprarme luego una furgo con el sueldo de actor. Esta opción se ha caído por su propio peso: no me han cogido. Todos mis intentos por entrar en un reparto de un musical producido por SOM Produce desde que hice con ellos Avenue Q hace más de 10 años, han sido infructuosos. Así que lo de la furgo tendrá que esperar a recibir una herencia de algún antepasado rico y desconocido… o algo parecido.

3) Viajar con la moto a algún país cercano… ¡Bingo!

Efectivamente, me voy a Italia con la moto. Mi maravillosa amiga Giada, de la que hablaré en mi próximo capítulo, me ha invitado a pasar una temporada en su ciudad, Carrara, al norte de Italia.

El primer plan era coger el Ferry de Barcelona a Genova el 9 de junio de 2021 con la compañía GNV, ya que Genova cae bastante cerca de Carrara para llegar luego con la moto. GNV ha tenido suspendida esta ruta desde que empzó la pandemia, pero por fin la ha vuelto a abrir en junio, así que me he comprado un billete para el primer trayecto de este año…

…o esa era la idea, ya que, poco después de comprarlo, GNV cambia de opinión y cancela todos los ferrys de ese trayectio durante el mes de junio. (Por cierto, tardan un mes en devolverme el importe).

Pero todo tiene solución. Así que me he comprado para el mismo día un billete con la compañía de ferrys (ésta parece más seria) Grimaldi Lines con destino Civitavecchia, una ciudad un poco al norte de Roma. Está bastante más lejos de Carrara que Génova, pero se puede llegar en una sola etapa…

…si no fuera porque el Ferry, que tarda 19 horas , llega a las 18h del día siguiente, un poco tarde para hacer el viaje en moto. Pero por suerte contacto con Bernardo, de Couchsurfing, que accede muy amablemente a acogerme esa noche. 

Así que, resumiendo, el 9 de junio pillo el ferry a las 23h, que llegará a Civitavecchia el 10 de junio a las 18h, pasaré noche en esa misma ciudad y el 11 de junio, bien temprano, saldré para Carrara, donde llegaré por la tarde.

Y dicho y hecho, el 9 de junio de 2021 Jacqueline y y compartimos una última comida que me ha preparado en la terraza de su casa.

Me despido de ella agradeciéndole infinitamente su amabilidad y hospitalidad. Luego, paso la tarde en el Bornet, para despedirme también de uno de mis sitios favoritos de Barcelona y, sobre todo, de mi gran amiga Carmen, su encargada.

Y, en cuanto anochece, me voy para el Port de Barcelona, a la terminal donde ya me está esperando ese enorme barco que me llevará al país número 21 de mi Gran Viaje.

Por supuesto, como no podía ser de otra manera, la espera para embarcar es larguísima, porque esta vez parece que las motos entramos después de los camiones.

Pero al final todo llega, así que…

Adéu, Barcelona, fins aviat!!

El relato de la llegada hasta Italia será ya en el próximo capítulo.

Por cierto que ayer, 8 de junio de 2021, cumplí nada menos que 2.000 días viajando. Se dice pronto… si no eres tartamudo. 2.000 días desde aquel 15 de diciembre de 2015 en que cogí el vuelo de Madrid a Sydney. Ni en mis más optimistas previsiones hubiera pensado que 2.000 días después estaría aún en esta aventura, feliz de vivir viajando.

Tengo tanto que agradecer, que si lo publicara…

…Wordpress colapsaría por el tamaño del post.

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Invítame...

Si te gusta lo que hago, invítame a un Ko-fi... 😉

Suscríbete...

Por Fechas…

Por Temas…

Dto. 5% Seguro IATI

Dto. 25% TrustedHousesitters

SpanishEnglishItalianFrenchPortugueseGermanDutchNepaliRussianChinese (Simplified)