13 – 14 septiembre 2020

 

1.733 días viajando…
2 días en Montserrat (Catalunya)…

Una semana después de mi accidentada excursión al Montserrat, mi amiga Marta me propone hacer otra, pero pasando noche en la montaña. Y a mí me ofrecen montaña y no sé decir que no, así que vamos para allá.

El Plan…

Después de mi experiencia de la semana pasada, he aprendido de mis errores y esta vez voy mucho mejor preparado. Tengo la app OsmAnd que utiliza los mapas de OpenStreetMap offline, lo que me permitirá saber siempre dónde estamos y qué rutas hay.

El plan es ir de nuevo a La Roca Foradada y, desde ahí, llegar hasta el Refugi Vicenç Barbé para pasar noche. Lo malo es que nos dicen que justo esa noche el refugio estará cerrado, así que nos llevamos tienda de campaña para dormir por ahí cerca. Al día siguiente quiero conectar con la ruta que hice la semana pasada, pero esta vez coger correctamente el Canal de la Font de la Llum para volver.

Y esta vez partiremos de la Ermita de Santa Cecilia, que, como descubrí la semana pasada, es un acceso mucho mejor al GR-172.

Día 1…

Quedo con Marta en el Parking de la Ermita de Santa Cecilia a las 12h. No hace falta quedar muy pronto, porque tenemos todo el día para llegar al refugio. Allí organizamos las mochilas. Llevamos bastante peso, porque hay que llevar bastante abrigo para la noche, comida para dos días y, sobre todo, mucha agua, ya que me he informado de que las fuentes de Montserrat en esta época están secas.

12:20 – Listos para salir.

12:30 – En apenas 10 minutos ya estamos en el GR-172, a la altuta del Canal de Sant Jeroni.

14:35 – Durante las siguientes 2 horas no tiro demasiadas fotos. Ya tengo bastantes de la semana pasada. Así que aprovecho también las de Marta.

Foto de Marta

Finalmente, ahí está nuestro primer destino: La Roca Foradada.

15:08 – Y media hora después ya estamos subiendo el abrupto y nada fácil camino que lleva allá. Eso sí, con unas vistas impresionantes.

15:10 – Y llegamos a La Roca Foradada.

Foto de Marta

15:40 – Tenemos tanta hambre que para cuando me acuerdo de hacer una foto a la megaensalada que he traído… esto es lo que queda.

15:53 – No estamos solos. Hay una pareja también comiendo en el otro lado de la roca. El encuadre es perfecto.

16:18 – Nosotros estamos en el lado derecho, de relax-after-lunch. Como se ve, las vistas aquí son lo mejor.

En cuanto se va la pareja, aprovecho para que Marta me tome la foto “oficial”.

Foto de Marta

16:20 – Vamos recogiendo para seguir. Aquí se aprecia el lugar donde hemos comido.

Última foto y nos ponemos en marcha.

16:37 – Empezamos a bajar. El sol ya está un poco bajo.

Foto de Marta

16:55 – A partir de aquí, nuestra ruta es diferente a la que hice la semana pasada. Yo volví por el GR-172 hacia el desvío al Coll de Port. En cambio, nosotros seguimos por el GR-172 hacia el oeste, dejando atrás La Roca Foradada.

17:03 – Poco después llegamos al Coll del Guirló, el desvío donde dejamos el GR-172 y nos vamos por el Camí de la Portella hacia el este, hacia el Refugi de Vicenç Barbé.

Foto de Marta

17:23 – Ahora disfrutamos de las vistas del lado sur de Montserrat al atardecer.

Foto de Marta

17:33 – Llegamos al Pas de la Portella, un estrechamiento del camino muy empinado, que permite el paso entre la Portella Petita (929 m) y la Roca Gran de la Portella (933 m).

17:38 – Y por fin ahí está: El Refugi de Vicenç Barbé, también conocido como Refugi Agulles.

17:52 – Poco después llegamos al refugio que, para nuestra sorpresa, está abierto.

Dedicamos lo que queda de tarde a explorar los alrededores.

20:00 – Y al atardecer, nos hacemos una ensalada con lo que hemos traído: Lentejas, aguacate, tomate… Todo sabe mejor en la montaña.

Foto de Marta

Día 2…

08:30 – Nos levantamos con el amanecer y nos preparamos un café instantáneo en el único envase que tenemos.

Durante el desayuno hablamos del plan para hoy. Mi propuesta es seguir el Camí de la Portella hasta el Coll de Port y, a partir de ahí, seguir el camino que hice la semana pasada, pero esta vez tomando correctamente el desvío hacia el Canal de la Font de la Llum. Yo voy con un poco de miedete por la dura experiencia de la semana pasada (lo que son los traumitas), a pesar de que, desde aquí será bastante más corto, pero también quiero estar seguro de que Marta se ve con fuerzas, porque el camino es bastante más duro de lo que hicimos ayer.

Marta está animada y feliz y se ve con energía y ganas de hacerlo. Ni lo duda. Así que vamos a por ello.

08:55 – Cargamos las mochilas, nos despedimos del Refugi Vicenç Barbé y nos ponemos en camino hacia el este por el Camí de la Portella.

09:02 – El Camí de la Portella viene indicado con marcas blancas y amarillas.

Foto de Marta

09:29 – Este sendero hasta el Coll de Port es nuevo para mí. Y la verdad es que es de lo más variado, con buenas vistas hacia el sur.

09:52 – Llegamos a la Font de l’esllavissada, una de las muchas fuentes que hay por esta montaña. Y, como bien decía, en esta época es solo una charca. No es potable.

En esta foto que me hace Marta puede apreciarse de qué está hecha la roca que compone el Montserrat. Es una especie de conglomerado de piedras que da la sensación de que haya hecho un paleta con piedras y cemento en una inmensa hormigonera para dar forma a la montaña.

Foto de Marta

El Camí de la Portella termina en el Coll de Port. A partir de aquí seguimos la ruta que hice la semana pasada, tomando el camino que va hacia el Coll del Miracle. Una vez allí, tomamos el camino que lleva hacia El Cilindre.

11:30 – Llegamos a El Cilindre, una roca estrecha y larga cuya cima está a 1.101 m. 

Foto de Marta

12:34 – Y una hora después llegamos hasta el estrecho paso que hay junto a la Roca Plana dels Llamps, que es donde la semana pasada me agobié y llamé a emergencias. Es bueno estar aquí con sol y sin agobios. Nos tomamos un descanso.

Mientras estamos de relax, pasa un montañero en dirección contraria y charlamos. Nos comenta que muy poco más adelate está el Coll del Montgròs, el acceso a la cima del Montgròs. Le pregunto que si hay mucho desvío hasta la cima y me dice que solo unas pocas decenas de metros. Así que no lo dudamos, vamos para allá.

12:58 – Con bastante dificultad, bajamos la endiablada grieta que hay al otro lado de este desfiladero.

13:01 – Rodeamos por el sur la Roca Plana dels Llamps

13:10 – …y hacemos cima en el Montgròs (1.133 m). Sin duda las mejores vistas del Montserrat.

Cuando estamos llegando, nos encontramos a un montañero de avanzada edad que nos cuenta que lleva 24 años viniendo semanalmente al Montserrat. Precisamente ha venido por el Canal de la Font de la Llum, que es por donde queremos volver nosotros.

No podemos estar más agradecidos al otro montañero que nos ha recomendado desviarnos un poco de la ruta para llegar hasta aquí. No conocía este lugar, y eso que la semana pasada pasé cerquísima, pero mucho más preocupado en salir que en desviarme. Es verdaderamente impresionante cómo se ve todo montserrat desde aquí, como se puede apreciar en esta panorámica.

Si se camina un poco por la cima hacia el sur, se abren unas vistas increíbles de El Bruc y Collbató.

Foto de Marta

Marta me hace mi foto “oficial” de la cima con vistas al pico más alto: Sant Jeroni (1.236 m).

Foto de Marta

14:23 – Después de más de media hora de disfrute de la cima, continuamos con nuestro camino hasta el Canal de la Salamandra, un estrechísimo desfiladero cerca del Pico de la Salamandra.

Foto de Marta

Es un descenso de lo más emocionante. El desfiladero es de los más espectaculares que hay por aquí.

14:49 – Al salir del Canal de la Salamandra, me doy cuenta de que hay una cabra tan tranquila a nuestro lado. Lo sorprendente es que llevamos rato hablando, pero no se da cuenta de nuestra presencia hasta que estamos casi al lado. Igual es sorda.

Poco después llegamos al desvío del camino que lleva al Canal de la Font de la LLum. Y me doy cuenta de que es el mismo punto donde la semana pasada les pregunté a los Bomberos de la Generalitat y me dijeron que debía seguir hacia Sant Jeroni. Pero esta vez voy con mapa y puedo ver que el camino que quiero tomar es hacia la izquierda.

Curiosamente alguien ha escrito sobre el cartel una “K” con una flecha hacia la izquierda, aunque no sé muy bien qué debe significar.

Nosotros tiramos hacia esa dirección y nos encontramos con una pediente brutal que hay que subir. Las fuerzas empiezan a flaquear, pero seguimos adelante.

15:05 – Y por fin llegamos al punto más alto, el Coll de Migdia

Foto de Marta

Hacemos una pequeña pausa para comer algo y reponernos.

A partir de aquí empieza el Canal de la Font de la Llum, una incomodísima bajada muy pronunciada que ni siquiera merece el nombre de sendero. De hecho por eso se llama “canal”, porque eso es lo que es, un canal formado por el agua de lluvia en un estrecho desfiladero.  Está lleno de ramas, rocas y matorrales y no hay un camino demasiado claro. Vamos un poco acojonados de que en cualquier momento no sepamos cómo seguir y tengamos que volver para arriba.

16:22 – Pero de vez en cuando nos encontramos algún montículo de piedras que nos dice que sí, que esto es una ruta.

16:43 – Y después de más de una hora de bajada agotadora, conseguimos llegar al acceso al GR-172 por donde pasamos ayer camino de la Roca Foradada.

Pero la excursión aún no ha acabado. Aún tenemos que seguir el Camí del Coll de Migdia hacia la Ermita de Santa Cecilia, donde tenemos nuestros vehículos. Pero estamos tan agotados que, a la altura del primer desvío hacia la carretera, cogemos ese camino

17:15 – …y pisamos por fin la carretera. El acceso a Santa Cecilia es algo más corto y mucho menos duro por aquí.

Y pocos minutos después llegamos a nuestros vehículos que dejamos hace algo más de 29 horas.

En Resumen…

Esta vez no he grabado la excursión en Wikiloc porque, al ser dos días, me daba miedo quedarme sin batería. Pero aprovecho la aplicación FacilMap para poner aquí las rutas completas.

Ruta completa

Y aquí la ruta completa de los dos días.

Conclusiones…

Pues, como se puede ver, aunque la ruta ha sido parecida, no ha tenido nada que ver con la excursión de la semana pasada.

Al hacerlo en 2 días, es mucho menos agotador, menos kilómetros cada día, por lo que lo he podido disfrutar muchísimo más. Es cierto que hacia el final del segundo día estábamos bastante agotados, pero es normal en esta montaña, donde las rutas no son un paseo.

Al llevar mapas y conocer la ruta que quería hacer, no ha habido sustos ni agobios. Hemos sabido en todo momento dónde estábamos y hacia dónde queríamos ir. Quizá eso le quita algo de emoción, pero evita tener que llamar a emergencias.

Al ir acompañado ha sido mucho más entretenido, especialmente de alguien como Marta que conecta tan bien con la naturaleza y que realmente disfruta con este tipo de excursiones “no tan sencillas”. De hecho fue ella la que propuso pasar la noche en la montaña, cosa que a mí me daba respeto. Pero yo me lanzo enseguida. Acompañado siempre te atreves a mucho más que en solitario, porque el riesgo de tener un problema estando acompañado es siempre menor.

Así que todo mi agradecimiento y cariño para Marta por “liarme” para hacer esta excursión. No sé si por iniciativa propia me hubiera atrevido a volver tan pronto al Montserrat, pero me ha venido genial para quitarme el pequeño traumita que me había quedado de la semana pasada… y ya estoy con ganas de más.

Y es que cada vez estoy más enamorado de esta montaña. Tiene algo de mágico y especial que no sé muy bien cómo definir, pero que la hace única en el mundo. Me gustaría explorarla más aún. Me quedan cientos de senderos por recorrer y quiero explorarlos…

…Y es que creo que hay pocas cosas en el mundo que me den tanta vida como subir montañas.

1 Comment

  1. Marta

    “Monte serrado”… Mas allá de la singularidad de su relieve, de su silueta y de su formación geológica o de las leyendas que la envuelven, la montaña de Montserrat siempre me había atraído muchísimo… y gracias a la pasión de Pablo por la montaña y el haber ideado él esta ruta me ha permitido caminar por esta fabulosa montaña, adentrarme en ella, pisar su tierra, avanzar y sostenerme con las raíces de sus árboles y caminar sobre rocas.. tocar y escuchar el mensaje de sus piedras ha sido un extra… una experiencia muy enriquecedora que me ha hecho reconectar y volver a agradecer lo maravilloso que es estar en contacto con la naturaleza para recordar que formamos parte de ella. Una ruta súper recomendable!! Dormir allí es genial y que el último tramo sea “durillo” compensa el resto!! Muchas gracias Pablo!!

    Reply

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Invítame...

Si te gusta lo que hago, invítame a un Ko-fi... 😉

Suscríbete...

Por Fechas…

Por Temas…

Dto. 5% Seguro IATI

Dto. 25% TrustedHousesitters

SpanishEnglishItalianFrenchPortugueseGermanDutchNepaliRussianChinese (Simplified)