Me despiertan poco después con el desayuno. Apenas he dormido nada, pero algo es algo…

Poco despues ya se ve Bangkok.

Aterrizamos sin novedad a la hora prevista, las 12:30 hora de Bangkok. Cogemos un taxi para que nos lleve al “Condominium” de Josh en las afueras. El inglés del taxista es muy limitado y no parece tener mucha idea de donde es. Nos da un rodeo de la leche y al final le tengo que guiar yo con el Google Maps. Menos mal que fijamos el precio a priori.

Por fin llegamos a casa de Josh, un bajo que se llama “The Garden Room”.

Nuestro anfitrión, como no podría ser de otra manera, es un encanto de persona. Nos presenta a unos amigos y a otro couchsurfer ruso, nos dice que nos pongamos el bañador, cojamos nuestras pistolas de agua… y salgamos a celebrar el Año Nuevo Thailandia, el Songkram Festival, que es idéntico a la Batalla Naval de Vallecas, pero por toda la ciudad y dura 3 días. Hoy es el segundo. Es una absoluta locura. Todo el mundo está en la calle tirándose agua.

En la calle principal se nos unen otros amigos, un inglés y una puertorriqueña. Se para una camioneta en la que va una familia tirando agua y se ofrece a llevarnos.

El resto del camino al centro lo hacemos en taxi.

La cosa no puede ser más caótica y divertida. Qué forma de recibirnos en Thailandia!

Comemos algo en un puesto callejero y caminamos de vuelta aprovechando estar un poco más lejos del caos para sacar el móvil de su funda de plástico. 

Nos paramos en otro puesto a tomarnos una especie de panqueque de plátano con huevo y chocolate.

y seguimos en la guerra del agua hasta casi la puesta del sol.

Volvemos a casa en taxi (aquí sale superbarato)…

…y finalmente llegamos al Garden Room ya de noche. Cenamos algo y nos duchamos para quitarnos no solo el agua, sino una especie de barro que te untan en la cara (a traición) para desearte feliz año nuevo.

Como no hay forma de visitar Bangkok sin terminar completamente empapados, Miriam y yo decidimos adelantar nuestra salida de Bangkok un día y nos compramos un billete para el norte para intentar cruzar la frontera a Laos mañana.

Así que aprovecho mis últimas fuerzas para escribir esto. Al final dormimos 6 personas en la casa: dos españoles, dos rusos, un inglés y un filipino (Josh). Esto parece un Hostel.

Y también aprovecho para desearos… ¡Buenas noches!

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Por Fechas…

Por Temas…

Dto. 5% Seguro IATI

Dto. 25% TrustedHousesitters