Me despierto más tarde de lo habitual, a las 7:30. El jet lag va pasando…

Me tomo la mañana con calma… ducha, desayuno, contestar mensajes, planificar el siguiente paso… Al final decido volver hoy a San José para salir mañana hacia La Fortuna y el Volcán Arenal. Quedo con Mariling, de Couchsurfing, para que ella y su familia sean mis hosts esta noche en San José.

De repente veo cola en la entrada al parque. Pregunto y resulta que está abierto. Que desde hace poco también abren los lunes. Mierda… Ya se me ha hecho un poco tarde si quiero estar antes de las 17h en San José tal y como quedé con Mariling. Y pagar los 16$ de la entrada sólo para un rato, no me compensa. Así que me despido de Manuel Antonio y cojo un bus para Quepos.

En Quepos compro una tarjeta prepago con linea de aquí (Kölbi). Javier ya me avisó que era súperbarato y aquí me lo confirman. Recargo como 6$ y me dicen que tendré para una semana usándolo todo el dia. Así que por fin no dependo de los wifis y puedo escribir este blog en los largos viajes de bus.

A propósito de buses, a las 13h y poco cojo el de Quepos a San José. He quedado con Mariling en la estación de buses de la Merced. Ella y su familia viven en La Uruca, cerca del aeropuerto.

El viaje se hace ligero, gracias a que puedo escribir el blog y a la estupenda siesta que me echo. En la única parada que hace el bus me compro dos rodajas de sandía por 600 colones (poco mas de 1€). Voy a vivir a base de fruta!!

Cuando llego a San José veo que el bus me ha dejado en otra estación diferente a la que quedé con Mariling. No es grave, tengo Google Maps, y estoy solo a 15′. Llego, una pequeña espera y llega Mariling. Como no podía ser de otra manera en este país es una persona encantadora, y eso es algo que se ve nada más verla y que se reafirma cuando hablas un rato con ella. Decir que es buena persona es decir poco. Cogemos el bus hasta su barrio, La Uruca, algo alejado del centro, como 1/2 hora. Me cuenta que sus padres están de vacaciones, así que también alberga esta noche a una española y un belga que llegarán algo más tarde.

Cuando llegamos a La Uruca quedo fascinado. Es el tipo de barrio que nunca verías haciendo turismo. Un barrio humilde de casas bajas, vida en la calle, pero con un ambiente muy especial.

(Las fotos son de las 7 de la mañana de mañana, por eso está tan vacío).

La casa de Mariling es especialmente agradable y acogedora. Me deja el cuarto de invitados. Me ducho, pongo una lavadora (¡gracias!) y la acompaño a recoger a los otros dos couchsurfers: Marina, de Barcelona y Martin, de Bélgica. Ambos vienen juntos desde Lousiana, donde trabajan como profesores.

Automáticamente se crea un ambiente muy especial entre los 4. Es bueno poder hablar de nuevo con una española y Martin es súper divertido. Pasamos la tarde charlando mientras Mariling nos prepara una cena típica y espectacular.

Aunque en principio teníamos planes muy distintos (yo pensaba ir mañana a la Fortuna, Marina quería ir a una playa del Caribe, Martin quería ver los toros de Zapote y Mariling tiene su último día de trabajo y quiere marcharse el 31 al Río Celeste, según ella lo mejor del país), nos ponemos rápidamente de acuerdo para hacer un plan conjunto. Mañana nos levantamos a las 6, Mariling se va a trabajar, Martin y Marina irán al Volcán Poás y yo iré al Volcán Irazú. Por la tarde nos volvemos a encontrar para ponernos guapos e ir a las fiestas de Zapote, que según Mariling son las mejores del año. Al día siguiente acompañaremos a Mariling a Río Celeste para que nos lo enseñe (mucho mejor con guía) y después ellos se vuelven a San José y yo me quedo en La Fortuna para seguir mi viaje. ¡No hay mejor plan!

Así que ahora estoy esperando a que termine la secadora y… a la cama!

¡Buenas noches!

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Por Fechas…

Por Temas…

Dto. 5% Seguro IATI

Dto. 25% TrustedHousesitters